Elegir perfumes de niñ@s

Cuando se incorpora a nuestras vidas esa personita tan pequeñita pero tan importante para la familia, empiezas a fijarte y preocuparte en los detalles, y esto incluye lo más básico de nuestro día a día: los perfumes de niño. ¿Cómo debo elegir el perfume para mi hijo, sobrino...? ¿Qué factores debo tener en cuenta a la hora de realizar esta selección?

1) Lo primero que debemos tener en cuenta es la edad de nuestros hijos, pues si aún son pequeños tendremos que fijarnos mucho más al elegir el diseño del perfume. Debería ser un frasco seguro para que no hubiera ningún peligro si en algún momento se lo llevara a la boca. En la actualidad esto ya no nos presenta un gran problema pues el mundo de los perfumes infantiles esta muy explotado.

2) No debemos olvidar que el perfume se utiliza para que nuestros niños o nosotros mismos olamos mejor, y en muchos casos los bebés y los niños poseen un olor muy bonito sin necesidad de utilizar perfuma, por esto si seguimos queriendo usar el perfume debemos elegir uno que tenga un olor natural.

3) Debemos también evitar el alcohol. El alcohol se trata de una sustancia muy agresiva y puede dañar la piel de los niños más pequeños. Si no hay remedio y no encontramos ningún perfume que no contenga alcohol, evita ponerle en lugares que puedan estar en riesgo de contacto con su cara.

4) Y por último, lo más importante, debemos tener en cuenta las sustancias que pueden causar alergias a nuestros preciados tesoros. Existen 26 aromas naturales y sintéticos que han sido declarados como sustancias alergénicas y es obligatorio en el caso de los perfumes que lo contengan su especificación en la etiqueta. Entre estas sustancias alergénicas podemos encontrar: Alcohol bencílico, Linalol, Citronelol, Citral, Eugeno... Si encontramos una de estas sustancias alergénicas ya estamos sobre aviso de la posible reacción de nuestros niños.

Una vez tengamos todo esto en cuenta nuestros hijos irán muy felices con sus perfumes, oliendo incluso mejor que al natural, y no estaremos poniendo en peligro lo más importante para nosotros: su seguridad.